Hemorroides – Información Importante

Category: Generalidades 17 0

Las hemorroides, en general, son las venas inflamadas e hinchadas que rodean el ano o la parte inferior del recto. Pueden ser el resultado de la excesiva fuerza o tensión que se realiza cuando se esta defecando. También puede ser el resultado de un embarazo, por estreñimiento o diarrea excesiva, una causa común es por coito anal y el envejecimiento también pueden causar la formación de hemorroides.

Pueden ser externas o internas. Hay otros problemas derivados que no son Hemorroides pero tambien pueden salir a causa de esta como lo son los problemas anorrectales como fisuras, fístulas o abscesos. Las hemorroides no son potencialmente mortales y también por lo general desaparecen después de un corto período de tiempo.

Síntomas:

Aunque muchas personas sufren de hemorroides, sólo unas pocas aguantan los síntomas.

Las hemorroides internas

Muchos de estos aveces no se ven ni se sientes. Pero cada vez que una persona se esfuerza al evacuar, se puede ir dañando poco a poco la frágil superficie de la hemorroide hasta llegar al punto de hacerla sangrar. Las membranas anales internas no tienen fibras nerviosas sensibles al dolor y así las hemorroides no generan dolor. Si las hemorroide internas son empujadas a través de una abertura anal debido al esfuerzo, puede dar lugar al dolor y sensibilidad.

Las hemorroides externas

Son las hemorroides debilitadas que ya salieron. En este caso la sangre se acumula en la hemorroide externa, como un trombo. Esto forma un coágulo y conduce a dolor severo, inflamación y distensión. Si se altera la hemorroide, se genera el sangrado y picazón. Las hemorroides son un problema muy embarazoso para muchos y es normal, pero son comunes tanto en hombres como en mujeres. Más de la mitad de la población sufre de este problema y es muy general cuando se llega a los 50. Las hemorroides también son muy comunes entre las mujeres embarazadas.

Causas:

La presión elevada en las venas perteneciente a la parte inferior del recto es lo que da lugar a las hemorroides. La presión se plantea a menudo a causa de:

– Estreñimiento, más la tensión que acompaña a empujar las heces.
– Expulsión continua de heces blandas por medio de la diarrea.
– Levantar objetos pesados.
– De pie o sentado durante largos periodos de tiempo.
– Estar embarazada y dar a luz
– Herencia

Hemorroides

Diagnóstico:

El sangrado rectal es la indicación más común de hemorroides internas. Pero, sangrado rectal puede ser un síntoma de problemas digestivos. Tu médico te examinará la región de los vasos sanguíneos hinchados que indiquen hemorroides. En el caso de que el sangrado rectal se acompañe con mareos, aturdimiento o desmayo, un médico debe ser consultado de inmediato. Las hemorroides externas se pueden detectar con sólo mirar. Para determinar la existencia de una hemorroide interna, el médico puede tener que hacer un colonoscopio, anoscopio o sigmoidoscoope.

Tratamiento Y Uso de Remedios Caseros Para Hemorroides

La primera fase del tratamiento tiene como objetivo minimizar los síntomas. Tomar un baño de asientos con agua tibia varias veces al día durante al menos unos 10 minutos para que pueda ser eficaz. Algunas lociónes para hemorroides aplicada a la zona afectada también ayuda. La hemorragia continua con dolores puede necesitar un tratamiento más elaborado. Los procedimientos generalizados implican anillamiento, escleroterapia, la aplicación de luz infrarroja  y por último, la cirugía. Por supuesto que no queremos llegar a una cirugía, pero eso llega cuando definitivamente se esta padeciendo este problema por mucho tiempo y ya se ha agravado el problema, hasta considerarlo un  riesgo real para tu salud, por la continua exposición de sangre en el área que normalmente es sucia y cargada de bacterias. Lo que puede originar una infección, de altas magnitudes. Así que, si tienes hemorroides, es necesario comenzar con remedios caseros para hemorroides, para aliviar y desaparecer las hemorroides cuanto antes, más adelante te daré recomendaciones precisas.

Prevención:

– Comer alimentos que son ricos en fibra. Ya que ayuda a ablandar las heces y  así ayuda a que el paso sea fácil.
– Beba mucha agua: Esto también ayuda y acelera los movimientos intestinales.
– Los suplementos de fibra: La suplementos de fibra pueden ayudar. Los suplementos se deben tomar con mucha agua, o de lo contrario el estreñimiento puede ser el resultado.
– Hacer ejercicio con regularidad puede ayudar a mejorar la circulación de la sangre y además, ayuda a perder peso.
– Evita permanecer de pie o sentado por largos períodos de tiempo ya que esto aumenta la presión dentro de las venas.
– Utiliza el inodoro al momento en que experimenta el impulso, de lo contrario las heces se vuelven duras y problemáticas al pasar. El cuidado personal puede ser la mejor atención en el caso de que tus hemorroides se encuentren en sus primeras etapas.

Puedes reducir el dolor y el malestar por:

– El uso de remedios tópicos como pomadas
– Mantener el área anal limpia por completo
– Remojar el área regularmente con agua tibia ayuda a aliviar el dolor.
– La aplicación de compresas de hielo o compresas frías para reducir la inflamación y aliviar el dolor.
– Empujando suavemente a la  hemorroide de nuevo en el canal anal.
– El uso de papel higiénico mojado es necesario para evitar fricción.

 

Related Articles

Add Comment